martes, marzo 27, 2007




DE UN SER DE LUZ (PARTE I)



Engendrada en la guerra, de padre Rumano y madre Alemana, llego a Venezuela a los cuatro años conjuntamente con dos hermanas menores que ella, huyendo de la miseria, del dolor , del destrozo que dejo en sus almas la guerra. Sin hablar el idioma, sin trabajo y tratados de "musies," .Así comenzo todo, para quien hoy en día es mi madre, tremenda mujer de aparencia fragil, pero de una enorme fortaleza para enfrentar los trágicos sucesos que acontecerían en su vida. A los diez años mis abuelos la tuvieron que trasladar de una ciudad del occidente del país a la capital concretamente al Algodonal Hospital donde aun se tratan enfermedades de los pulmones , ya que un médico presuntamente calificado observo unas manchas en el pulmón, diagnosticando tuberculosis . Después de un tratamiento increíblemente traumático le trajo como consecuencia que uno de sus pulmones se calsificara. Al llegar al Algodonal los médicos se percataron de que esas manchas no se correspondían al mencionado diagnostico, sino que eran unas manchas congénitas de nacimiento. Total el mal estaba hecho, era necesario sacarle el pulmón calsificado, y para ello tuvo que permanecer en el referido hospital por dos años para prepararla para la operación que en aquellos tiempo era de increíble dificultad . La operación duro 24 horas, padeció de un infarto, le quitaron parte del pericardio, el corazón fue desplazado. Durante todo este tiempo estuvo sóla sin padres y sin familia, para mis abuelos era imposible trasladarse a un lugar tan lejano, y sin recursos. Médicos y Enfermeras ocuparon su lugar cuando la hermosa niña despertó lo que vio fue la cara de ellos quienes llenos de espectativas esperaban por los resultados, hubo aplausos, regalos, su primer reloj se lo regalaron los cirujanos . Por fin fue dada de alta, en silla de ruedas , doblado su cuerpo ya que le habían quitado una de las costilla, y con una serie de indicaciones, los médicos además sentenciaron que no debía tener hijos, ni poder llevar una vida normal ...

1 comentario:

FEVC dijo...

Imaginate querida amiga, la grandeza de ese ser maravilloso,
pleno y único de luz, de esa pequeña sobreviviente, que contra todo pronóstico se erigió en una luchadora,en una mujer plena, trabajadora,honesta,íntegra,valiente y feliz,si, que pese a toda circunstancia, siempre tuvo una sonrisa en los labios,una palabra de aliento para quien lo necesitase,acostumbrada a luchar a brazo partido, por salir adelante,por sus hijos,a quienes les dió no sólo la maravillosa oportunidad de vivir sino que además les entregó su vida,su lucha,su sacrificio, a sus familiares, para los que siempre estuvo dispuesta a colaborar y luchar,a sus amigos a quienes entregó su apoyo solidario,su mejor sonrisa,¡cuánto de ello no he sido yo testigo, que fui ungido de la gracia divina al poder compartir con ella, trabajo y vida útil,afecto y sacrificio durante tanto tiempo, además de compartir el afecto, por su más preciado tesoro,su proimogénita y fuente de afecto, honroso regalo de dios para validar tanto sacrificio,que terminó convirtiéndose en fuente y sinónimo de amor y vida...
Disculpa la tardanza en pasar,es que tengo problemas para accesarte e inconsistencias en el pc, pero siempre estoy al pendiente,por favor no dejes de escribir a pesar de las contrariedades,la misma vida va abriendo surcos,creando salidas,los caminos de Dios son misteriosos y él nunca nos abandona a pesar que a veces así parezca...Besos.