viernes, agosto 07, 2009

Todos dicen que eres mi invento, que eres el sueño que perturba mis ideas, que no tienes vida ni existencia, y que eres un fantasma que se alza en un campo de guerra.
Pero no te invento, te siento como el aire que me acaricia pero que jamás se desliza sobre mis caderas, eres como la sed nunca satisfecha, como el hombre atento al que nunca llegan las respuestas.
Dicen que eres romántico, que luchas entre amigos y que tomas de la mano una historia ya muerta, que te saque de un viejo folletín de los años sesenta.
Pero no te invento te siento, como mi corazón que late sin resistencia, como el fin que siempre se acerca, como el miedo que es libre, como el tiempo que acecha, como aquella noche que rechazaste mi cuerpo para preservar su inocencia que aun no estaba preparado para la entrega.

1 comentario:

Vir dijo...

absolutamente tierno y cálido como debés ser vos...
nuestras palabras siempre nos reflejan de alguna forma
beso grande